Turquía, elecciones 20N y Cataluña
10 octubre, 2015

Volkswagen, Cataluña, Kunduz (Afganistán) y Oriente Medio

Llevamos unos días intensos y muy convulsos en lo que a información se refiere. Información y noticias de todo tipo.

Esta semana hemos conocido que la marca de coches Volkswagen ha estado manipulando durante 7 años las pruebas para las emisiones contaminantes de sus coches diésel en EE.UU. Todo un escándalo. Para ser exactos, la empresa alemana diseñó un software fraudulento que permitía a los coches identificar cuándo se estaban midiendo las emisiones de los vehículos y alterar así sus resultados. Durante el período que va desde 2009 a 2015, la compañía instaló este software en un total de 11 millones de vehículos diésel de cuatro cilindros de las marcas Volkswagen y Audi comercializados alrededor del mundo.

Por otra parte, y metiéndonos en política y en concreto en la catalana, casi una semana después de las tan comentadas y debatidas elecciones del 27S, hemos sabido que el próximo líder de la CUP en el Parlament, Antonio Baños, ha lanzado más propuestas para desatascar las negociaciones con Junts pel Sí tras el pasado domingo, como podría ser “la presidencia rotatoria, vicepresidencias poderosas o un Govern de cualquier otra forma”.

En fin una verdadera locura que convertiría a la Generalitat Catalana en un territorio ingobernable. ¿Alguien se imagina a Mariano Rajoy gobernando un año en la Moncloa, luego a Pedro Sánchez otro año, el tercer año Pablo Iglesias y ya si nos ponemos el cuarto Albert Rivera? En fin, lo dicho, una utopía típica de barrio sésamo a la que los ciudadanos catalanes asisten pasmados. Por cierto, que esta semana también hemos conocido en boca del Presidente Rajoy que las elecciones generales se llevarán a cabo el 20 de diciembre, tal y como adelantamos hace unas semanas en este programa.

Pero a estas horas, voy a hablar de algo que me preocupa. Y mucho.

La ONG Médicos Sin Fronteras ha anunciado que 22 personas han fallecido y otras 37 han resultado heridas tras un bombardeo que ha “dañado gravemente” su hospital en Kunduz, al norte de Afganistán. Según el último balance de la organización humanitaria, las víctimas mortales son 12 trabajadores de MSF y siete pacientes (entre ellos, tres niños). Los heridos son 19 personas de la organización (cinco de ellas, en estado crítico) y 18 pacientes y familiares.

Kabul confirmaba horas después del suceso que había sido resultado de un ataque de las fuerzas estadounidenses, sí, han escuchado bien, estadounidenses. Una hipótesis que desde el primer momento manejó la OTAN. Según la oficina del presidente afgano, Ashraf Ghani, el responsable de las fuerzas estadounidenses en Afganistán se ha disculpado ante Ghani aunque, ¿un poco tarde y ya sin remedio no?

Me preocupa esta situación, porque en Oriente Medio se está gestando en estos momentos una guerra que nadie sabe cómo va a terminar. En Afganistán están bombardeando los Estados Unidos, pero en Siria ha entrado un nuevo agente internacional, Rusia que se une a Francia y Reino Unido.

De hecho Rusia ha anunciado que el blanco de sus ataques durante esta semana en Siria han sido posiciones del estado Islámico (ISIS). Pero justamente por el objetivo de sus ataques, el Gobierno de Vladimir Putin ha recibido un aluvión de críticas, con acusaciones de que los objetivos no eran los yihadistas sino fuerzas opositoras al presidente Bashar Al Assad.

Y todo esto bajo la atenta mirada del Consejo General de las Naciones Unidas, que caprichos del destino ha querido que toda esta situación coincida con la presidencia de turno de España durante todo este mes de octubre.

En fin, que veremos qué es lo que ocurre. Cada uno bombardeando por su lado, actuando como le viene en gana y sin un orden consensuado por la comunidad internacional. Sólo faltaría que en una de estas operaciones militares, tuviera lugar otro error, algún problema que hiciera que los rusos atacaran un avión estadounidense o al revés. Entonces, ¿qué pasaría si Obama y Putin se combatieran en territorio sirio? En este caso sí que podríamos prepararnos para una situación mucho peor que nos retrotraería a tiempos pasados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies