Se busca recuperación. Razón aquí.
3 febrero, 2016
Solidaridad con los refugiados
21 febrero, 2016

España: un país de titiriteros

El pasado viernes 5 de febrero en plenas fiestas de Carnaval, un grupo de jóvenes titiriteros levantó la polémica en Madrid cuando en medio de su representación, exhibieron una pancarta con la leyenda “Gora Alka-ETA”.

Aunque los titiriteros han defendido que, como muestran en su web, “no es una obra para público infantil”, a la representación teatral acudió público de todas las edades. En la obra se ahorcó a un guiñol vestido de juez, se apuñaló a un policía y se violó a una monja. Lo que algunos critican como un error en la programación otros lo describen como apología del terrorismo.

Por este motivo, los dos titiriteros fueron detenidos en Madrid el viernes y han pasado su cuarta noche en prisión incondicional. Sus abogados han presentado un recurso ante la Fiscalía que todavía no la ha aceptado.

El Partido Popular, Ciudadanos y PSOE se han unido para denunciar este acontecimiento ante el Ayuntamiento de Madrid. El Partido Popular ha pedido la dimisión de la concejal de Cultura de Madrid, Celia Mayer, por “desprotección de menores”, asegurando que “no se puede escudar” en que no conocía el contenido de la obra de títeres. Mientras muchos políticos han defendido a los jóvenes tirititeros, PP y Ciudadanos han sido los más críticos y han defendido la petición fiscal de cárcel para los citados.

Manuela Carmena, la alcadesa del Consistorio madrileño, ha salido este mismo lunes en rueda de prensa para calificar de “deleznable” la obra representada por los titiriteros y para denunciarla por su contenido totalmente inapropiado para un público infantil. Aunque también ha criticado por desproporcionada la medida del juez Ismael Moreno quien ordenó prisión provisional y sin fianza para los dos titiriteros.

Pero mientras tanto, hay otros casos igual o más deleznables que el de estos jóvenes titiriteros que mejor o peor el máximo delito que han cometido es representar una obra ante un público inadecuado. Y la sociedad en general es consciente de ello.

Y si no, ¿qué podemos decir de las declaraciones hace unas semanas del señor locutor de radio Jiménez Losantos y que cito a continuación de manera textual?

“Es el único partido que a mí me suscita odio de clase. O sea, yo los veo y me dan ganas de hacer la Revolución Francesa, sin guillotina, ¿verdad? Porque estoy contra la degollación aunque no sean inocentes. Pero, o sea, yo es que veo a Errejón, a la Bescansa, a la Rita Maestre y me sale, me sale… el monte, no el agro, el monte. O sea, si llevo la lupara, disparo. O sea, menos mal que no la llevo”. (Ver vídeo)

No sé en casa del señor juez Moreno pero en la mía estas son amenazas en toda regla, igual o más condenables y repugnantes que la sátira de una obra de teatro que no busca más que ironizar sobre una realidad mediante una bruja libertaria que se enfrenta a todos los poderes de la sociedad contra la que se rebela. Quizás, también debería estar en la cárcel ¿no?

Pero mientras informativos de televisión dedican minutos y minutos a estas detenciones bajo mi punto de vista injustas y desproporcionadas y mientras los titiriteros continúan en la cárcel sin fianza, cientos de ladrones de guante blanco siguen en libertad disfrutando del tiempo y de las posibilidades que les regala la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario tras largos y pesados juicios.

En el año 2015 en España los casos judiciales relacionados con corrupción política se reflejaron en unas 1.700 causas y más de 500 imputados o investigados, de los cuales únicamente 20 han sido condenados y entrado en prisión.

En 2013, según el Consejo General del Poder Judicial, en España se investigaban 1661 casos de corrupción. Las comunidades autónomas con más casos en fase de investigación judicial eran Andalucía con 541, y la Comunidad Valenciana con 200 casos.

De los casos de corrupción hablaré más adelante largo y tendido, pero, ¿qué se puede esperar de un país donde el partido político que sustenta al Gobierno, ahora en funciones, es el primer partido político imputado en un proceso judicial en la historia democrática de España?

Pues eso, que en España hay titiriteros con varias varas de medir pero sobre todo, una para poderosos y otra para el resto. Hagan sus apuestas, ¿Cuál es la que ha medido la detención de los titiriteros detenidos?

Viñeta Gora Alka-Eta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies